Panecillos del Bosque

Sep 1st, 2011 | By | Category: Pan

 

 
 

Utiliza los tesoros del bosque en un pan!

 

Cataluña es un país bendecido con bosques y campos donde crecen muchas moras maravillosas. A final de Agosto están hechas, negras y dulces, y listas para recoger. Son un fuente de nutrientes, vitaminas y antioxidantes. Aprovecha la oportunidad de utilizarlas en pasteles y mermeladas pero también, como en esta receta, en un pan. ¡Da una bonita sorpresa a alguien que quieres!

Estos panes se pueden congelar.

 

 

 

 

 

.

 30 piezas.

Horno: 225 grados (arriba y abajo).

Tiempo en el horno: 10 – 15 min.

.

Ingredientes

600 ml de leche

80 gr copos de avena

180 gr de harina integral (preferiblemente de Espelta)

50 gr de levadura fresca

100 gr de mantequilla

1 cucharada de sal

3 cucharadas de miel

200 gr de moras

125 gr de queso fresco (tipo Philadelphia)

800 gr de harina de trigo con fuerza

.

Cómo hacer

Calienta la leche en una cacerola hasta que llega al punto de hervir. Echa la leche caliente encima de los copos de avena y la harina integral, y déjalo que se hinche durante más o menos media hora. Luego, en otro cuenco, mezcla la levadura con la miel hasta que se fundan y añádelo a la primera masa. La mantequilla la cortas en trozos pequeños y los añades a los otros ingredientes. Amasa la masa bien y pon más harina si es muy pegajoso, pero con cuidado para que no te quede demasiado seco: ten en cuenta que la harina se hincha absorbiendo la humedad de la masa conforme pasan los minutos, así que es incluso mejor añadir un poco menos de harina de lo que piensas que necesita si la ves pegajosa. Deja la masa a fermentar durante unos 30 minutos o hasta que llega a tener el doble de tamaño.

Amasar la masa de nuevo encima de una mesa. Las moras dejan mucho colorante, tiñen, y por eso debes de vigilar que la superficie no es de un material en que el color se queda permanente. Corta la masa en 30 trozos y dales rápidamente forma de panecillos. Déjalos un poquito “salvajes” en la forma, sin ser redondos hasta la perfección. Ponlos encima de una bandeja cubierta de papel para hornear. Cúbrelos con un paño limpio y déjalos a fermentar otra vez, durante 30 minutos o hasta que tienen el doble de tamaño.

Untar los panecillos con agua y colocar la bandeja en medio del horno para hornear 10 – 12 minutos.

Deja los panecillos a enfriarse encima de una rejilla o paño de cocina, cubiertos con otro paño.

Todas las fotografías de esta web pertenecen a Kristin Ehrenborg. Si quieres utilizarlas, por favor envíame un email para recibir permiso. Gracias!
Tags: , , ,

Leave a Comment