Mi guiso sabroso y sano de lentejas, ¡viva la cocina lenta!

Nov 10th, 2013 | By | Category: Comida Sana

Algunos podrían decir que no es el plato más visual del mundo, ¡pero qué rico es! Es uno de esos platos de toda la vida, con recetas que pasan de generación en generación, y un buen ejemplo de la cocina lenta que se ha puesto de moda como contraposición al “fast food” a menudo tan poco sano. Cada uno tiene su versión preferida de la receta, una variación que da atractivo y carácter al plato. Personalmente, cuando estoy entre los fogones invento la receta según lo que encuentro en la nevera, el jardín y en la despensa, pero noto que tengo la tendencia de volver a una combinación en concreto y la he formalizado en esta receta. ¡Es muy sabrosa y sana!

 

 

 

 

 

 

Para 8 – 10 personas. (Lo que sobra se puede congelar!)

 

Ingredientes

1 paquete de lentejas secas (500 gr)

4 zanahorias cortadas en láminas

1 cabeza de ajo, los dientes limpios de piel pero enteros

1 cebolla grande, picada y ligeramente frita

3 cucharadas de tomate natural concentrado (no frito)

300 ml de vino tinto

una rama de romero fresco

4 hojas de laurel fresco

un chili rojo, pequeño

sal y pimienta

 

Cómo hacer

Dejo las lentejas hinchar en agua fría (¡siempre bien cubiertas!) durante 10 horas, y luego quito el agua. Si el agua del grifo de tu zona es muy dura, quizá mejor usas agua mineral.

Las pongo en una cacerola grande con fondo grueso, las cubro con agua y las cocino sobre fuego lento durante una hora. No añado sal hasta el final, porque las endurece.

A continuación añado las láminas de zanahoria, los dientes de ajo, la cebolla, tomate natural concentrado (si lo prefieres, puedes hacértelo tu con unos tomates y un pasapurés), el vino, el romero, el laurel y el chili. Quizás tengas que añadir algo más de agua, si parece que va quedando demasiado seco. El agua suelo añadirla fría, lo que muchos llaman “asustarlas”, porque ayuda a que no queden duras. Sigo cocinando sobre fuego lento, removiendo el guiso de vez en cuando, durante 1 hora o 1,5 horas, hasta que tengo la consistencia que me gusta en las lentejas.

Antes de terminar pongo sal y pimienta y un poquito de aceite de oliva, para perfeccionarlo.

Sirve el guiso con un pan casero, este por ejemplo, y un buen vino y la fiesta está completa!

Todas las fotografías de esta web pertenecen a Kristin Ehrenborg. Si quieres utilizarlas, por favor envíame un email para recibir permiso. Gracias!
Tags: ,

Leave a Comment