El Bizcocho de Mamá

May 24th, 2014 | By | Category: Pasteles

Entre todas las recetas de bizcochos que he probado a lo largo de los años, esta, un clásico que mi mamá siempre ha hecho y que ha heredado de su abuelita, sigue siendo la mejor. Si te gustan los bizcochos súper esponjosos y ligeros, con un borde algo crujiente … esta es para ti!

Como no lleva tanta grasa, encaja perfecto en la dieta “Operación Bikini 2014” 😉 Qué te parece?

Hay un indefinido número de posibilidades de variar el sabor! En verano a mi me gusta esta, con limón. Cuando quiero algo más festivo lo acompaño de fresas y nata montada (o una crema de mascarpone, vainilla y azúcar. Y quizás un poco de nata líquida, si la crema sale demasiado sólida). En días lluviosos de otoño me encanta sustituir el limón por una manzana, pelada y cortada en trozos y envueltos en una mezcla de azúcar y canela, dentro de la masa. Si te apetece un bizcocho de chocolate, simplemente sustituyes 3 cucharadas de la harina por la misma cantidad de cacao en polvo! Unos trocitos de un chocolate bueno, metido dentro de la masa, será tu truco para convertirlo en el pastel de tus sueños!

 

 

 

1 bizcocho adaptado para un molde de 21 – 23 cm de diámetro

 

Horno: 175 grados

Tiempo en el horno: 40 – 45 minutos

 

Ingredientes

2 huevos ecológicos

200 gr de azúcar

150 gr de harina de trigo (de repostería)

1 ¾  cucharaditas de levadura en polvo (Baking Powder)

2 cucharaditas de extracto de vainilla

ralladura de 1 limón, bien limpiado

una pizca de sal

70 gr de mantequilla fundida (o de margarina vegetal)

50 ml de leche (normal o de soja)

 

Cómo hacer

Primero precalentamos el horno y preparamos el molde. Lo pintamos con mantequilla fundida (o aceite) y lo cubrimos con pan rallado (o de coco rallado, si te apetece).

Batimos los huevos y el azúcar hasta que tenemos una espuma blanca.

En un bol al lado mezclamos los ingredientes secos: la harina (y el cacao en polvo si haces un pastel de chocolate), la levadura en polvo, la vainilla y la sal. El resultado final será mejor y más esponjoso si pasas la harina (y el cacao si fuera el caso) por un colador.

A continuación incorporamos la mezcla seca a la espuma de huevo, sin removerla de manera exagerada. Solamente lo incorporamos en unos pocos movimientos con la batidora a mano.

Fundimos la mantequilla en una cacerola sobre fuego lento. Una vez esté fundida, añadimos la leche y la ralladura de limón y dejamos este líquido llegar al punto de hervir. Enseguida lo incorporamos a la masa! Esta vez tampoco removemos más que lo necesario para mezclar los ingredientes.

Ahora vertemos la masa en el molde y lo colocamos en el nivel medio del horno.

Para probar si está bien cocinado hacemos una prueba con un palito que metemos en el centro del bizcocho. Cuando éste sale seco es que el bizcocho está hecho y lo sacamos del horno. Es muy importante no abrir la puerta del horno o pinchar el bizcocho durante los primeros 30 minutos!!! Si lo haremos corremos el riesgo de que el bizcocho se derrumbe, así que paciencia durante ese tiempo mínimo inicial.

Antes de sacarlo del molde lo dejamos a reposar unos 10 minutos.

El bizcocho lo puedes congelar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todas las fotografías de esta web pertenecen a Kristin Ehrenborg. Si quieres utilizarlas, por favor envíame un email para recibir permiso. Gracias!
Tags: ,

Leave a Comment