Pan de Centeno, fermentado en frío

Jun 3rd, 2014 | By | Category: Pan

Una de las cosas que da un toque de lujo a la vida, es tomar un pan casero y recién sacado del horno en el desayuno. Así de simple. Sin más. Yo, como muchas otras personas, no tengo ni una sombra de posibilidad de tener tiempo para hornear un pan durante los días en los cuales trabajo. Levantándome a las 5 para coger el tren a las 6:10 no estoy a esa hora para mucho más que para meter una rebanada de pan en el tostador y sorber de una taza de café muy fuerte y caliente para reanimar el alma.

Pero en los demás días vivo otra vida y me levanto fácilmente con ganas de ver como se ha desarrollado la masa que preparé y metí en la nevera la noche anterior. Disfruto muchísimo de acabar de darle forma y verla cocinarse en el horno, mientras preparo el café y pongo la mesa con mucha ilusión para que quede bonita y tentadora. Los días que estoy con mi pareja o familia disfruto todavía más, porque es una manera maravillosa de darles mi amor!

Este pan tiene un rico sabor de centeno. Yo lo hago en forma de baguette, pero va perfecto en un molde de pan también (o en un molde redondo de bizcocho!). Preparas la masa (sin amasar) por la noche, lo dejas reposar en la nevera durante la noche y por la mañana le das forma y lo horneas. No puede ser más sencillo darse a uno mismo un lujo!

 

1 pan de molde (molde redondo de 22 cm de diámetro, cubierto de papel vegetal) o 2 baguettes

 

Horno: 250 grados los primeros 15 minutos. Luego 200 grados.

Tiempo en el horno:

Pan de molde: 15 min, luego bajas la temperatura a 200 grados y lo horneas 25 min más, hasta que tienen buen color y un temperatura dentro de 98 grados.

Baguettes: Baja la temperatura a 220 grados directamente cuando has puesto el pan dentro del horno. Los cocinas 30 minutos o hasta que tienen un buen color y la temperatura dentro es 98 grados.

 

Ingredientes

15 gr de levadura fresca

400 ml de agua fría

120 gr de harina fina de centeno integral (hay en tiendas ecológicas)

1,5 cucharadita de sal de mar

400 – 500 gr de harina de trigo con fuerza

 

Cómo hacer

En un recipiente disolvemos la levadura en el agua.

A continuación añadimos el resto de los ingredientes, pero la harina de trigo la vamos añadiendo poco a poco al final, para ver la consistencia de la masa y asegurarnos de que no añadimos demasiado y se pone seco. La cantidad exacta depende de la calidad de la harina, de la humedad en el aire, etc, y por eso es difícil de establecer de forma fija. Buscamos conseguir una masa que todavía es pegajosa pero que está a punto de no pegarse al borde del recipiente … Puede ser bastante pegajosa porque no tenemos que amasarla, solamente trabajarla con, por ejemplo, un tenedor de madera.

Cuando tenemos una masa lisa, cubrimos el recipiente con una lámina de plástico y lo colocamos en la nevera para pasar la noche ahí.

Por la mañana precalentamos el horno a 250 grados y damos forma a la masa. Como es pegajosa facilitas el trabajo si te espolvoreas las manos de harina, antes de tocar la masa. No te fijes demasiado en obtener la forma perfecta! Un pan que muestra algunas irregularidades es muy bonito, y en mi opinión su aspecto es más interesante J

Cuando una vez la masa tiene la forma que te gusta, lo dejamos unos 20 – 30 minutos para reposar y fermentar en temperatura ambiente. Luego lo pintas con agua y espolvoreas un poco de harina o, como he hecho yo en las fotos, unas semillas de Chia por encima.

Hornéalo con el molde puesto en el nivel bajo en el horno, siguiendo las instrucciones de temperaturas y tiempos comentados aquí arriba.

Después de haberlo sacado del horno, déjalo reposar unos 10 minutos antes de cortarlo. 

Pan casero que lleva centeno integral, pero que tiene aspecto de ser

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todas las fotografías de esta web pertenecen a Kristin Ehrenborg. Si quieres utilizarlas, por favor envíame un email para recibir permiso. Gracias!
Tags:

Leave a Comment